Cien años de perdón: un clásico actualizado


El  cine español nos ha acostumbrado en los últimos años a estrenar muy buenos thrillers, un género que sirve para desnudar las miserias del país. Uno de los últimos es Cien años de perdón, una película dirigida por Daniel Calparsoro y escrita por Jorge Guerricaechevarría que recupera el cine de atracos actualizándolo con toques de corrupción política.

La película tiene un guion vertiginoso que se ve reforzado por el ajustado metraje de hora y media. Los personajes (atracadores, rehenes, negociadores, miembros de esferas oscuras del gobierno) son puestos al límite y se descubren fricciones enterradas. En un banco de Valencia entran unos atracadores con la intención de un golpe rápido, pero cuando tratan de salir falla el plan de fuga y entra en juego una caja de seguridad clave para una trama de corrupción. 

Estas circunstancias plantean el escenario que mejor define al género según el director Alberto Rodríguez, "el thriller solo es interesante cuando se difuminan las fronteras entre el bien y el mal con personajes al límite, es fundamental la identificación del espectador con todos sus personajes. Es muy interesante tensar la cuerda. Me refiero a ver hasta dónde te acompaña el público sin desengancharse. Que el espectador acabe aceptando acontecimientos puramente repulsivos". Un reparto estelar permite que esto aguante en alto. Luis Tosar y el argentino Rodrigo de la Serna firman una actuación vibrante que permite empatizar con los atracadores. Y para rebajar nuestra identificación con quien trabaja con la ley de su lado, Marian Álvarez, Raúl Arévalo y José Coronado se empeñan en mostrar lo turbio de las cloacas de estado.

La parte política me parece el punto débil de la cinta: apunta a situaciones conocidas, una caja que contiene documentos comprometedores para miembros de gobiernos, pero deja tan en el aire la mayor parte que resta impacto. Quizá para la situación actual, ya curados de espanto, podrían haber afilado más el cuchillo. En cualquier caso, Cien años de perdón es una historia que te tiene pegado a la pantalla durante todo el metraje.

Comentarios

Entradas populares de este blog

American Crime Story: The people v. Marcia Clark

Kenzie y Gennaro #5: Plegarias en la noche

La entrega, un Dennis Lehane navideño