Harry Bosch #2: Hielo negro

Michael Connelly fue periodista de sucesos antes de escritor y se pateó Los Ángeles viendo sus problemas sociales. En el debut de la serie de Harry Bosch, el autor utilizó como contexto del caso principal las dificultades de las ratas de túnel en Vietnam al volver a su país después de un conflicto. En esta segunda novela, la investigación del detective conecta con el narcotráfico que se aprovecha de los trabajadores que necesitan cruzar la frontera entre Estados Unidos y México.

Hielo negro avanza al ritmo que Bosch va descubriendo el pegamento entre el hallazgo de un cadáver con documentos de un policía del que hereda la investigación, una nota de suicidio, algunos hechos aparentemente aislados y varios casos amontonados en la mesa que incluyen una guerra por la hegemonía de un narcótico. "Cuando recibió la placa dorada de detective, un compañero de la mesa de Robos le había dicho que lo más esencial en una investigación no eran los hechos, sino el pegamento. Y según él, estaba compuesto de instinto, imaginación, un poco de especulación y un mucho de suerte".

La novela repite algunos de los patrones de El eco negro como la necesaria colaboración de Bosch con otro organismo, la insistente presencia de Asuntos Internos, y algún punto pasado en común entre la víctima y el detective. Por otro lado también profundiza en la historia de Harry, tanto revelando la identidad de su padre -y dando a conocer también a un hermano- como también ampliando la información sobre el caso que desterró a Bosch de Robos y Homicidios a la División de Hollywood.

Lo mejor de la novela es precisamente la profundización en el pasado de Harry ya que estructuralmente no supone mucha diferencia con su predecesora. El oficio narrativo de Connelly se nota y deja una novela muy entretenida aunque el suspense es algo irregular.

Bosch #1: El eco negro

Ficha técnica
Título: Hielo negro
Autor:  Michael Connelly
Editorial: Roca editorial
Páginas: 400
Año: 1993

Comentarios

Entradas populares de este blog

Kenzie y Gennaro #2: Abrázame, oscuridad

Harry Hole #2: Cucarachas

Confesiones de un gánster de Barcelona: fuscas y palos