La mirada del observador, de Marc Behm

La reciente promoción de libros a 1,95€ de SerieNegra ya me permitió conocer de primera mano a figuras como Jim Thompson o Dashiell Hammett, y a esto hay que sumar darme a conocer autores que desconocía por completo, como Marc Behm. Este autor americano, de Nueva Jersey, participó en la Segunda Guerra Mundial y se quedó a vivir en Francia, donde ya con cincuenta años comenzó a dedicarse a las letras como novelista a partir de finales de los setenta; antes como guionista desde los años sesenta -destaca Charada-; años atrás se había acercado a la interpretación como actor de doblaje, televisión y teatro. Su segunda novela, publicada en 1980, fue su obra más afamada: La mirada del observador.

Behm ya apuntó en su debut -La reina de la noche- a la relación padre-hija con una parte buscando a la otra, entonces era la hija quien se involucraba en las SS para buscar a su padre. Pocos años después, en 1980 publicó La mirada del observador, donde es el padre quien extraña a su hija, "uno de cada tres pensamientos que tenía era para ella". En este contexto conocemos al protagonista, un detective privado de la empresa Watchmen a quien solo se refiere el narrador como El Ojo, y quien sueña con que un día su jefe le llame para un caso que resulte ser su hija buscándole. Mientras espera recibe un encargo tras meses castigado en su mesa, conocer a la novia del hijo de los señores Hugo.

La misión da inicio a una huida hacia adelante después de que ella se cargue a su novio y El Ojo no dé cuenta a la familia Hugo ni a Watchmen. Ella resulta ser una mujer con una frialdad absoluta para ir dejando muertos por el camino para conseguir su dinero, él -sin cruzar una palabra con ella -establece un turbio vínculo paterno-filial con esta viuda negra intentando cubrir la ausencia de su hija y de él como figura paterna.

El autor levanta una novela en torno a la obsesión del observador y su subordinación a los movimientos de la observada, a quien decide proteger de las consecuencias de sus actos aunque parezca que no necesita esta atención. La evolución de los personajes avanza a un buen ritmo gracias al dominio de Behm, que combina un estilo narrativo muy directo con una estructura rápida pero profunda.

Ficha técnica
Título: La mirada del observador
Autor: Marc Behm
Año: 1980
Editorial: RBA Serie Negra
Páginas: 231

Comentarios

Entradas populares de este blog

Kenzie y Gennaro #2: Abrázame, oscuridad

Harry Hole #2: Cucarachas

Confesiones de un gánster de Barcelona: fuscas y palos