El asesino dentro de mí, Jim Thompson

Existen varios subgéneros dentro de la novela negra, pero creo que El asesino dentro de mí (1952) pertenece a esa clase de novelas que me gustan más. La variedad de personajes, tanto en número como en perfiles psicológicos y sociales: una ciudad tiene dinámicas sociales y no solo edificios o calles; una comunidad lo suficientemente grande para tener un buen mosaico de paisajes y lo suficientemente reducida para que el efecto mariposa no tenga mucha dificultad para tocar a varios personajes sin excesivos resortes; y un protagonista bueno o malo pero inteligente y que sepa dialogar. Es, según leo, una de las novelas que más fama le dio a Jim Thompson y le permitió trabajar como guionista con Stanley Kubrick en la genial Atraco Perfecto y en Senderos de gloria (sin adjetivo porque no la he visto).

Jim Thompson deja varios reflejos autobiográficos en sus novelas, como la complicada relación que tenía con su padre, que en esta novela es el más acusado. El autor se vería dibujado en varios personajes, sobre todo por Lou Ford, el protagonista, y en Johnnie Pappas, amigo de Lou: ambos tienen en común haber decepcionado a sus padres en sus caminos profesionales. El padre de Jim Thompson era un sheriff corrupto en un condado de Oklahoma, renombrado miembro del Partido Republicano que huyó bajo acusaciones de malversación de fondos públicos y empresario petrolero: Lou hereda ese puesto de sheriff, aunque adjunto, quizá como pequeño ajuste de cuentas de Jim con su padre, pero el carácter de Thompson padre encuentra sus desdobles en varios personajes: el padre del protagonista, el Griego -padre de Johnnie Papas- y principalmente Chester Conway, el empresario-cacique de Central City, ciudad petrolera al oeste de Tejas.

El autor apuesta por la narración en primera persona en boca del sheriff adjunto Lou Ford, reforzando más la identificación, lo que permite profundizar en las motivaciones/síntomas que le hicieron contraer lo que él llama la Enfermedad cuando era pequeño, durante años la pudo reprimir pero su imagen de hombre cordial y tranquilo entre los habitantes de Central City se ha empezado a resquebrajar. Lou Ford es el inolvidable protagonista de una novela totalmente negra que combina la investigación de un crimen con el retrato social de una ciudad en manos de un cacique como Conway y la importancia de las relaciones personales que determinan las conductas en cualquier ámbito.

El asesino dentro de mí deja una píldora en el lector que le lleva a buscar más libros para continuar el universo jimthompsoniano. ¿Qué es lo que hace tan grande a Jim Thompson?, responde el librero Paco Camarasa (de Negraycriminal, librería que viene a ser La Meca del género noir).
"Pues no sé. Esa es la grandeza de los genios. Un hombre que escribe novelas para camioneros y literatura popular y esas cosas de repente te disecciona la maldad cotidiana humana como las tragedias griegas o Shakespeare. [...]. Quizás no quiso hacer eso, pero lo que nos ha llegado a nosotros es terrible. Sólo un tipo que maneje la magia de la escritura puede pasar distintas épocas y distintas situaciones. Se lee en todo el mundo y en todas las épocas y sigue siendo grande y absolutamente nuevo. [...] La desesperanza bien narrada, bien descrita. Es el mejor”, Paco Camarasa
Ficha técnica
Título: El asesino dentro de mí
Autor: Jim Thompson
Año: 1952
Editorial: Serie Negra RBA
Páginas: 227

Comentarios

Entradas populares de este blog

Kenzie y Gennaro #2: Abrázame, oscuridad

Harry Hole #2: Cucarachas

Confesiones de un gánster de Barcelona: fuscas y palos